Tras las pasadas inundaciones ocurridas en Málaga, uno de los campos de fútbol de césped artificial que mantenemos, el de Villanueva del Trabuco, se vió seriamente afectado. Una de las bandas se anegó de lodo, quedando el sistema contaminado.

Este era el estado del campo cuando fuimos a valorar los daños:

IMG_3336 IMG_3339

El barro o lodo introducido en el campo contamina el sistema de césped artificial de tal manera que este pierde completamente sus  propiedades: deja de amortiguar por su endurecimiento, las tracciones y rotaciones ya no son suavizadas, pierde su higiene, entierra la fibra y convierte la superficie en impracticable.

Tras la valoración inicial, y tras varios ensayos con nuestra maquinaria especializada, descartamos que fuera viable la limpieza de los rellenos de caucho y arena, dado el nivel de infiltración del lodo.
Por lo tanto solo quedaban dos opciones:

– Quitar todo el sistema de césped artificial y reponerlo de nuevo (césped y rellenos).
– Intentar sustraer del campo los rellenos contaminados y aportar nuevos (arena y caucho sbr).

Se valoró que la segunda opción, si bien parece que más laboriosa y complicada, también era más económica.
La primera opción realmente era difícil de hacer, ya que el césped artificial de este campo es un modelo muy específico que difícilmente podríamos encontrar reponerlo, y siempre se notaría el cambio de altura de la fibra de la nueva a la existente, dado que el campo tiene 6 años de vida.

Lo complicado de este trabajo era diseñar una forma de retirar los rellenos de caucho y arena contaminados (que se habian convertido en una masa de barro) sin dañar el césped artificial).

Tras varias pruebas dimos con la fórmula para retirar unas 5 toneladas de rellenos contaminados.

Una vez limpia la zona, procedimos a recebar el campo con las cantidades adecuadas de arena y caucho sbr, por medios mecánicos especializados.

El resultado ha sido plenamente satisfactorio, tanto que ahora los jugadores aprecian que la banda que hemos regenerado tiene mejores propiedades de amortiguación que el resto del campo. Es normal, ya que esta zona es ahora mismo como un campo recién hecho, con sus propiedades intactas.

Este fue el resultado:

Resultado recuperación campo de fútbol

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *