Archivo mensual: febrero 2015

El recebo es una operación de mantenimiento que se aplica a las superficies deportivas de césped artificial cuando los niveles de relleno del sistema están por debajo de lo aconsejable.

2015-08-06-09-34-01

La superficie de un campo de fútbol de césped artificial está compuesta por un sistema formado por la fibra (de una altura determinada como 45, 50 o 60 mm), un lastrado de arena de sílice (que varía según las recomendaciones del fabricante de césped artificial) y una carga de relleno elástico (fibra de coco, caucho Sbr, termoplástico, etc) que aporta una capacidad de amortiguación y absorción de impactos para una correcta performance deportiva.  La cantidad de relleno elástico del campo viene determinada por los ensayos realizados por el fabricante sobre el sistema.

La carga de arena de sílice sirve para lastrar con peso suficiente al sistema de césped artificial, ya que al ser un pavimento flotante, necesita peso para mantenerse en sus condiciones originales. Además la capa de arena sirve para proteger las juntas encoladas del campo. Esta carga no es necesario reponerse a los largo de la vida del campo, ya que suele permanecer constante, salvo casos concretos.

La carga superior, que es la elástica, tiene, además de la función de proporcionar amortiguación al césped artificial, el cometido de mantener las fibras en su posición erguida, para lo cual debe permanecer siempre en un nivel adecuado. esta capa del relleno si sufre variaciones en su nivel, ya que es un material menos denso y está expuesto a los factores ambientales. Por motivo del uso, las lluvias, los vientos, etc, la capa de relleno elástico puede mermar, disminuyendo su capacidad amortiguadora y dejando expuesta la fibra a un mayor desgaste.

La fibra de césped artificial en un campo de fútbol, debe sobresalir del relleno entre 1,5 y 2 cm. Cuando sobresale más, hay más cantidad de fibra expuesta a las pisadas de los jugadores y esta se tumba más fácilmente, de fomra que la fricción la desgasta a mayor rapidez. Esto reduce significativamente el tiempo de vida útil del campo de fútbol, además de empeorar las condiciones para la practica del deporte.

nivel relleno

Cuando se detecta en el campo que el nivel de relleno está por debajo del recomendado, es necesario realizar una actuación de mantenimiento correctivo consistente en esparcir uniformemente por el campo un cantidad determinada de relleno elástico, y cepillarlo debidamente para que se entremeta en las fibras de césped artificial y las ayude a levantarse nuevamente.
RECEBADO2

Es lo que denominamos como “recebo”, y es una de las actuaciones más importantes que se le deben realizar a todo campo de fútbol cuando se detecta que el relleno está bajo.

Utilizar una maquinaria especializada y personal con experiencia en este tipo de trabajos es fundamental para obtener el resultado adecuado.

El coste del recebo depende de la cantidad de relleno con la que haya que cargar el campo, así como el tipo de relleno que se necesite. Pero es mucho más costoso, a medio plazo, no realizar estas operaciones, ya que el campo quedará inservible antes de lo que esperábamos, y habrá que reponer todo el sistema de césped artificial.